Si estás un poquito, solo un poquito atento a tu vida, a tu día a día, reconocerás todo aquello que necesita ser corregido en ti, todo aquello que es necesario que modifiques porque ya es REPETITIVO. A veces, no nos atrevemos a cambiarlo, sencillamente por miedo, o por no atrevernos a dar el paso. Por no saber que viene después. Sin embargo, es inevitable que demos el paso, que nos reconozcamos en el otro, que sepamos ver con claridad lo que el otro nos muestra, porque aquello que veo en el de enfrente es precisamente lo que me está reflejando de mi. ¿Amigos adictos? ¿Amigos hiperactivos? ¿Amigos estresados? ¿Amigos con problemas para vivir desde el interior? ¿Amigos con problemas para disfrutar del momento, disfrutar de la paz? ¿Amigos con NECESIDAD imperiosa de ser amados, de sentirse queridos? Todo, absolutamente todo lo que te muestra tu «amigo», tu «pareja» tu «compañero» tu «jefe» todo es algo que también necesita ser modificado en ti. Vamos de espejitos por la vida y no queremos verlo con claridad, porque pensamos o queremos pensar, desde el ego, que nosotros somos mejores que nadie, que estamos evolucionadisimos y a la primera de cambio, nos encontramos a nosotros mismos en una reacción desmesurada o bien sintiendo rabia, o envidia o…

Hay veces que nos encontramos lo mismo una y otra vez y la vida, el universo no se cansa de mostrártelo!
Y tú dices: Jolines!!! ¿porqué se me repite esto tantas veces? ¿porqué siempre tropiezo con lo mismo?
Pues sencillamente, para que analices, veas, te des cuenta, rectifiques y cambies la actitud y la manera en la que estás resolviendo ese tema. No con el exterior, no pretendas resolverlo con el de enfrente. Resuelve en ti mismo. EN TI.
Si no te valoran. VALÓRATE. Si dirigen tu vida. NO LOPERMITAS. SI pretenden arrastrarte de nuevo a vivencias y energías que no te hacen sentir bien y que no te laten, ni te resuenan. No permitas que te arrastren. PON LÍMITES. O sencillamente, apártate. Y si lo dices una vez y no te hacen caso, dilo dos y si con dos no es suficiente lo dices tres. Sin embargo, todo se disolverá en tu interior cuando tú TOMES ESA DECISIÓN CON TODO TU PODER DIVINO. Con contundencia. Desde donde reside la fuerza de tu creación, desde el para, desde ahí. No es necesario que lo digas para fuera. Te lo dices a ti, para dentro, o lo escribes. Y eso ya de por sí, modificará en breve todo tu exterior. Porque ya estarás vibrando con otra frecuencia. Habrás dado unas ordenes diferentes a tus células, a tu ser e irremediablemente eso se verá modificado en el exterior. Parece mágico pero es así. Esta es la magia de la vida. Verás como los demás cambian de actitud contigo, verás como de repente ya no tienes ese conflicto fuera, porque lo habrás resuelto dentro. Y eso te permite avanzar, libre y crecer. Tener el poder de ti mismo, de transformar tu vida desde el interior. Y si algunos de tus espejos no modifica su comportamiento contigo, entonces tendrás el suficiente coraje y valentía para cerrar la puerta y no dejar que entre en tu vida.
¿Con quien te relacionas? ¿Con quien compartes? Ellos son tus espejitos. Te guste o no, así es. Lo que no te gusta del otro es lo mismo que hay en ti y si no te gusta, no juzgues, no critiques no pretendas salvarle de nada, simplemente, corregido en ti y verás como de esa manera le estás ayudando más que nunca, porque él también se verá reflejado en ti y le estarás mostrando que tú si puedes y entonces, él tomará la decisión de poder.

Somos UNO.

Montserrat Fernández Romera

AS – ACTIVACIÓN DEL SER